Mario Losada: “Las oportunidades no se regalan, se ganan día a día”

Es el máximo goleador del Fabril y, lo más importante, un delantero que rebosa ilusión en cada respuesta. Mario Losada tiene muchas ganas, pero también los pies en la tierra. DXT Campeón.

¿Qué nota le da al Fabril en las diez primeras jornadas?

No sé qué nota dar, pero el equipo está en una línea ascendente. Cada día estamos más cómodos, sabemos lo que quiere el míster y nos entendemos mejor entre nosotros.

Han sorprendido los pinchazos en Abegondo ante Barco (2-3) y Somozas (1-1).

Contra el Barco no estuvimos nada bien y la primera parte ante el Somozas fue bastante mala. A estas alturas de la temporada es normal que haya partidos regulares, pero el equipo siempre ha intentado apretar. De hecho, contra el Somozas empatamos pero, por ocasiones, merecimos los tres puntos. 

¿Debe notarse en las segundas partes que el Fabril tiene una marcha más que el resto de equipos?

Sí, además entrenamos con un ritmo muy alto –de los más altos con los que he entrenado nunca– y ya solo por eso debemos superar a los rivales, pero también a través del balón y del juego. En el último partido, contra el Polvorín, que también es un equipo con ritmo alto, conseguimos la victoria por cómo interpretamos el juego y por hacerlo mejor que el rival.

¿Por qué entrena con un ritmo tan alto el filial?

Principalmente, por Luisito. Es un entrenador exigente que mete mucha caña y eso nos viene bien. Nos aprieta y nos hace mejores. A aspectos que los jugadores no damos importancia, él les da un valor súper alto y nos obliga a estar concentrados todo el tiempo que dure cada entrenamiento. 

El único partido que perdió el líder fue en Abegondo. ¿Le sorprende el primer puesto del Ourense?

Es un equipo que tiene buenos jugadores y que lo está haciendo muy bien, pero las ligas son muy largas y nunca se sabe qué puede pasar. No me sorprende que, a día de hoy, sea el líder.

¿Qué impresión le ha causado el grupo 1 de Tercera?

Es un grupo en el que se ve mejor fútbol que en el grupo de Madrid, que es el otro que conozco, y principalmente es por los campos: hay muchos más de hierba natural y están mejor cuidados. Hay jugadores muy buenos en esta liga y me ha parecido una Tercera con mucho nivel.

Luisito es un exigente, mete mucha caña, nos aprieta y nos hace mejores

A nivel de juego, ¿este Fabril es como el Alcorcón B o el Rayo Juvenil?

No. El Fabril tiene objetivos más ambiciosos que el Alcorcón B. Está claro que nuestro equipo está hecho para estar arriba. En Madrid el juego está mucho más igualado y se puede proponer menos porque los campos no lo permiten. El juego es más fluido en el Fabril y, además, nosotros tenemos mucho margen de mejora por lo que, con el paso de las semanas, creo que podremos practicar mejor juego. 

Al Fabril no le está resultando fácil sacar los partidos de casa adelante. ¿Por qué?

Todos queremos demostrar y hacerlo lo mejor posible pero, a veces, no salen las cosas. Por ejemplo, creo que las primeras partes nos cuestan mucho porque el equipo sale algo atenazado. Creo que lo estamos solucionando y, en el último partido, contra el Polvorín, estuvimos muy sólidos los 90 minutos. Tenemos que empezar a sumar tres puntos en cada partido en Abegondo. En casa no podemos fallar. 

¿Cuál es la identidad del Fabril?

Debemos ser un equipo con mucho ritmo tanto ofensiva como defensivamente y, en cuanto al juego, dependerá del rival y del campo, pero lo importante es que seamos un equipo ganador; sea como sea.

Cuando el equipo juega con 1-4-4-2, ¿cómo suplen la inferioridad en el centro del campo?

El míster analiza a los rivales y nos propone la idea que él cree que es más adecuada para cada partido, pero también depende de los jugadores que tengamos disponibles. Con el 1-4-4-2, los dos mediocentros tienen más recorrido, pero creo que Gandoy puede hacer bien ese rol. Se están adaptando bien, pero el otro día le decía a Villares: “estás en todas las partes del campo; no sé cómo puedes andar después de jugar un partido”. Todos los medios se están adaptando bien a ese sistema al que creo que no estaban acostumbrados. 

¿Le ha sorprendido el carácter de Luisito?

Pregunté por él y me dijeron que había sido delantero y que es un entrenador de mucho carácter. En el campo es muy exigente y, si haces algo mal, no se lo va a callar, pero fuera es muy cercano. 

¿Nota en las correcciones que su míster ha sido delantero?

A los puntas nos insiste mucho, por ejemplo en lo de ir al primer palo en los centros laterales. Se nota que ha sido delantero y hay que escucharle porque tiene mucha experiencia. Al acabar los entrenamientos tiramos faltas y lo hace con nosotros. 

El Depor es un club prestigioso y creo que doy un paso importante en mi carrera

En algunos partidos, los delanteros del Fabril tienen muchísima movilidad. ¿Cuál es el objetivo con esa propuesta?

El míster nos pide mucho que rompamos al espacio porque, si lo hacemos, los jugadores que se meten dentro, van a tener más libertad para recibir. Cuando se meten los de banda dentro, si nosotros estiramos y hacemos desmarques de ruptura, cabe la posibilidad de que no nos sigan y nosotros recibamos en la espalda o que la defensa rival retroceda y puedan recibir por dentro. Siempre tenemos que dar salida a los compañeros, intentar romper al espacio y en el área ocupar las zonas de remate.

¿Con qué compañero se entiende mejor en el campo Mario Losada?

Ha habido entrenamientos en los que me he entendido muy bien con Pedro y contra el Rápido marcó un gol con un centro mío. Villares me busca mucho, Iago Novo…

¿Con qué sistema rinde mejor Mario Losada?

Con el 1-4-4-2 tengo un delantero cerca y puedo generar algo más porque estamos dos contra dos con los centrales. Lo que queremos es que nos lleguen balones a los delanteros. Con el 1-3-5-2 también hay mucha gente en ataque. Con el 1-4-3-3, si el equipo tiene bien el balón y te encuentra, bien, pero si estás en una isla arriba, tampoco sirve de nada.

¿El objetivo es sí o sí el título?

Ese puede ser el primer objetivo. Van por ahí los tiros. Van diez partidos, queda muchísimo, pero confío mucho en el equipo y creo que tendremos posibilidades.

¿Sería un fracaso no ascender?

No lo consideraría un fracaso. Tenemos mucho margen por delante para aprender a ser un equipo mejor y a ponerlo en práctica. Dependemos de nosotros mismos y creo que hay que mirar hacia ese objetivo.

¿Le ha costado adaptarse a su nuevo equipo?

No estaba acostumbrado a jugar en césped natural y además, al llegar nuevo a un equipo, no es fácil tener confianza en mí mismo y creo que todavía no he dado todo lo que puedo dar, aunque cada vez me encuentro más contento en el campo y fuera de él. Al final, es lo importante para acabar dando el máximo rendimiento.

Hay quien dice que al fútbol de verdad se juega en campos de césped natural.

Sí, es otro deporte. No conozco a nadie que prefiera jugar en artificial que en natural. Ojalá siempre pueda jugar en campos así.

Cuando era pequeño veraneaba en Galicia y se hablaba mucho del Depor

¿Por qué fichó por el Deportivo y no por otro equipo?

Mi padre es gallego, de Queizán (Lugo), y el Deportivo no es un equipo más para mí. Cuando era pequeño veraneaba en Galicia y por aquel entonces se hablaba mucho del Depor. Nos hizo especial ilusión la llamada del Deportivo. Es un club prestigioso y creo que doy un paso importante en mi carrera. Estoy muy contento de la decisión que he tomado. 

Cuando se acepta la oferta de un filial, ¿se hace pensando en un futuro en el primer equipo?

Todo el mundo lo piensa. Si decides ir a un filial y no a cualquier otro equipo de Segunda B lo haces para intentar ganar la oportunidad del primer equipo. 

Con seis goles en diez jornadas, ¿está empezando a ganársela Mario?

Las oportunidades no se regalan, se ganan día a día a base de hacerlo bien en el filial. Primero hay que ganarse un puesto cada fin de semana y luego hay que rendir. De nada vale estar esperando una oportunidad cuando no se cumple. Ahora mismo estoy bien, pero creo que puedo mejorar los números bastante y, sobre todo, a aportar más al equipo.

¿Qué es lo que más le llama la atención del Deportivo?

La magnitud que tiene. Todo gira en torno al Depor en la ciudad. Si voy con el chándal del club por la calle, la gente me mira. Yo sabía que el Deportivo era un club muy importante y, mi padre, me ha contado mil veces historias del ‘Superdepor’, pero verlo aquí es otra historia.

¿Cómo están siendo los primeros meses de su vida fuera de casa?

Tenía ganas de vivir esta experiencia. Estoy con David (Sánchez) en un piso y nos apañamos bien los dos. Mis padres vienen una vez al mes y también viene algún amigo de vez en cuando. No echo nada de menos volver a casa.

¿Y la comida?

Me apaño bien. Comemos cosas básicas a la plancha, pasta o ensaladas y no tenemos problema para hacerlas, aunque reconozco que los caldos se echan algo de menos.Cuando salí a calentar a la banda empecé a creérmeloEl 1 de junio de 2019 será un día difícil de olvidar para Mario Losada. Santo Domingo también quedará grabado en su corazón. Allí debutó en Segunda División. Fue en un Alcorcón-Nástic.

¿Es el 35 uno de sus números favoritos?

Sí, seguramente. Si echo la lotería siempre lo pienso.

¿Cómo fue ese debut con el Alcorcón en Segunda A con el 35 a la espalda?

Fue el premio a una temporada que fue difícil en el filial. Trabajé mucho para intentar tener esa oportunidad y, gracias a Cristóbal y a su cuerpo técnico, la he podido disfrutar. Al principio no me creía que iría convocado, después no pensaba que podría jugar, pero cuando salí a calentar a la banda empecé a creérmelo. Estaba mi familia, todos mis amigos y fue un momento muy especial.

¿Cuál fue el momento con más nervios?

Estuve más nervioso en Granada que el día del debut. Los Cármenes estaba lleno, me impresionó muchísimo pero los minutos que jugué intenté disfrutar y hacerlo lo mejor posible.

A Coruña es una ciudad volcada con el club y eso es muy importante

Mario Losada ha pasado de vivir en Madrid a hacerlo en A Coruña. 

Cuando va a ver al Depor en Riazor, ¿tiene envidia sana?

Seguramente es el mejor estadio de Segunda División y la mejor afición. Lo quiero y lo deseo pero no voy a obsesionarme. Hay que poner al Fabril donde tiene que estar y, si el club o el entrenador del primer equipo, consideran que debo tener la oportunidad, tendré que aprovecharla. 

¿Percibe que la ciudad es muy deportivista?

Se percibe por todas las esquinas. Cualquier día que sales a la calle por A Coruña te encuentras a alguna persona con la camiseta del Depor. Me gusta porque es una ciudad volcada con el club y eso es muy importante, sobre todo en una situación como en la actual.

¿Se ha adaptado a vivir en A Coruña?

Es una ciudad pequeñita y muy tranquila. En Madrid me tragaba todos los atascos y, aquí, como mucho, duran cinco minutos. Viviendo en Os Rosales, estoy cerca de todo: voy caminando al estadio, a la playa…

Rubén García. Dxt Campeón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

I accept that my given data and my IP address is sent to a server in the USA only for the purpose of spam prevention through the Akismet program.More information on Akismet and GDPR.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial